Cargando...
La lucha contra el racismo y la discriminación, valores de futuro en Perú y España

La lucha contra el racismo y la discriminación, valores de futuro en Perú y España

El Ministerio de Igualdad es el responsable de la lucha contra el racismo y la discriminación en España. Las Líderes Peruanas visitaron su sede

26 octubre 2021

Hasta 2012, no existía en España una tipificación específica para los delitos de odio. Desde entonces, la situación ha cambiado. A pesar de que solo se denuncian entre el 11 y el 12% de los delitos de este tipo, los diferentes Gobiernos han puesto en marcha instituciones públicas y herramientas jurídicas para combatir esta lacra.

Las invitadas al Programa Líderes Peruanas, Indira Huilca, Inés Melchor y Ana María Choquehuanca, son tres mujeres implicadas en la lucha por la igualdad de género y contra el racismo y  conocieron de primera mano cómo se  afronta esta lucha en nuestro país.

Para ello contaron con el testimonio experto de Carlos Morán, Subdirector General para la Igualdad de Trato y Diversidad Étnico Racial del Ministerio de Igualdad.

La coyuntura latinoamericana general con respecto al avance de los derechos de los colectivos LGTBIQ y la lucha contra la discriminación es aún limitada si se compara con España en algunos aspectos. Por otra parte, es normal, ya que España es el país europeo es uno de los que más ha avanzado a nivel mundial en estas políticas en los últimos años.

En el intercambio de ideas que favorece el Programa, las líderes explicaron las razones por las que los avances en Perú son más lentos. El principal escollo es la influencia de algunos sectores conservadores muy tradicionales, que ejercen mucha presión, si bien no son mayoría. Al mismo tiempo, la polarización social presente no solo en Perú, sino en la mayoría de países latinoamericanos, también supone un obstáculo.

Sin embargo, aunque pudiera parecer que España está más avanzada en políticas de equidad, en Perú hay cambios que en España aún no existen o son apenas proyectos. Por ejemplo, En Perú existe una ley específica contra el racismo, al mismo tiempo que se celebra el día de la mujer afrodescendiente, mientras que en España ese segmento de la población apenas empieza a tener reconocidas sus particularidades y riesgos de exclusión.

En Perú, la metodología estadística sí incluye preguntas concretas sobre autoidentificación, que es el sentimiento étnico que tienen los encuestados, cómo se definen, y que permite desagregar los datos. En España, aún hay reticencias por parte de los algunos colectivos para establecer esas distinciones étnicas.

La importancia de esa desagregación es vital para conocer particularidades como, por ejemplo, el uso de las lenguas originarias. Gracias a la autoidentificación, en Perú se descubrió que el número de hablantes del quechua eran cerca de un millón, cuando se pensaba que eran muchos menos. De esa manera pudieron diseñarse políticas públicas concretas que mejoraron la sensibilidad hacia los quechua parlantes.

La lucha contra el racismo y la desigualdad no son una carrera, todos los países pueden y deben aportar en la lucha por la igualdad de trato. Desde la Fundación Consejo España-Perú, siempre se llevarán a cabo encuentros e iniciativas en esta dirección, ya que solo en una sociedad sana e igualitaria puede florecer un progreso sano y equilibrado.



Galería de imágenes